6 hábitos que debes cambiar para evitar lesiones en la oficina

La oficina es uno de los lugares donde más horas pasamos durante la semana. El día a día nos lleva a practicar ciertos hábitos que no son los más adecuados y seguros para nuestra salud. Por ello, aquí te señalamos aquellos hábitos que debes cambiar para evitar lesiones durante tu jornada laboral:

  1. Uso inadecuado de las sillas con ruedas

Si bien las sillas con ruedas brindan facilidad para movilizarte en pocos metros, debes tener cuidado al sentarte, sosteniendo la silla para tener más estabilidad y evitar caídas. Sobre todo cuando estás con prisa y en constante ida y vuelta desde tu sitio.

  1. Olvidar cerrar cajones y armarios

Este hábito es muy usual ya que permite sacar las cosas más rápido; sin embargo, tú o un compañero puede golpearse, tropezarse o hasta cortarse con las esquinas de los muebles. Es mejor cerrarlos para evitar accidentes.

  1. Mala postura al sentarse

Si debes estar en frente a la computadora por mucho tiempo, asegúrate de sentarte correctamente, aunque sin posturas forzadas ya que estar demasiado rígido también puede lastimarte. Utiliza unos minutos de la jornada para hacer pequeños estiramientos, y así evitar dolores en la espalda, cuello y brazos.

  1. Incorrecto uso del mouse

El uso prolongado del mouse sin tener un soporte para la muñeca, puede causar la inflamación de los tendones y presión en los nervios de esa zona. Se recomienda utilizar un mouse pad con una almohadilla que eleve y soporte a la muñeca.

  1. Tener mala iluminación

La mala iluminación y brillos excesivos pueden provocar dolores de cabeza. Por ello, se recomienda que los focos estén ubicados en paralelo a la dirección de la vista a la computadora. En cuanto a la luz natural, es preferible que venga de ventana laterales, mas no por la espalda.

  1. No adaptar tu laptop

Si trabajas con una laptop en lugar de una PC, se recomienda elevarlo con una caja u otro soporte. De esta manera, no tendrás la cabeza flexionada o adelantada, lo cual podría causar una lesión a nivel de la columna, como una hernia discal. Aparte, debes tener un teclado para que tus hombros y brazos no se estiren causando algún daño.

 

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *