Consejos de seguridad si sales a correr al aire libre

El hacer deporte brinda muchos beneficios a nuestra salud física y mental, como por ejemplo, relajamos los músculos del cuerpo, liberamos estrés y endorfinas (hormonas de la felicidad) y quemamos calorías. Pero también es importante que no olvidemos el factor seguridad cada vez que realicemos este deporte al aire libre. Por eso, aquí te traemos los consejos que debes tomar en cuenta cuando vayas a correr:

  1. Proyecta tu ruta

Antes de salir de casa, planea cuál será el recorrido que vas a realizar. Esto te permitirá estimar a qué hora estarás de vuelta, qué tan larga será la distancia que vas a correr y qué avenidas o calles vas a cruzar y evaluar si son peligrosas o no. Puedes hacerlo guiándote de un app de mapas con localización GPS.

  1. No invadas la ciclovía

En muchos espacios tanto deportivos como recreativos, podemos encontrarnos con las ciclovías. No corras dentro de estas, ya que podrías cruzarte con algún ciclista y sufrir un golpe, además, que debes respetar los espacios delimitados.

  1. Ve en sentido opuesto al tránsito

De esta manera, tendrás vista de cara a los autos y saber en qué parte están volteando, si alguno se está aproximando a la acera por la que estás corriendo, entre otras posibilidades.

  1. Evita los lugares desolados

No ejercites por lugares solitarios o con poca iluminación, ya que podrías sufrir un robo cuando solo buscabas un momento de bienestar. Asimismo, cuando realizas deporte en un lugar donde otros también lo hacen, es posible sentir una mayor motivación al contagiarse de esa “energía deportiva”.

  1. Viste ropa reflectante

Esta es una elección ideal cuando sales a correr de noche, ya que permite a los demás corredores, como a los ciclistas y conductores, identificarte en el camino y, así, evitar algún accidente.

  1. Come ligero

Antes de salir evita alimentos muy pesados o condimentados que pueden generarte sensación de pesadez e incluso náuseas cuando estés corriendo. Te recomendamos que ingieras alimentos de rápida absorción como frutas o yogurt.

  1. Prepárate antes de salir

Antes de correr realiza un calentamiento. Esto evitará que tus músculos se contraigan durante tu rutina, reduciendo la aparición de lesiones.  Asimismo, asegúrate de llevar suficiente agua para para estabilizar tu energía y mantenerte hidratado.

  1. No te exijas más de lo debido

Cuando salgas a correr recuerda que siempre debes ponerte límites. Si bien es bueno exigirnos de a pocos, para mejorar nuestro rendimiento, no hay que saturar la resistencia de nuestro cuerpo, para evitar daños en nuestra salud.

 

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *