Pasos para reducir la deuda de tu negocio en 90 días

Cuando las empresas más pequeñas experimentan una desaceleración como la que muchos están experimentando actualmente, los propietarios a menudo apuntan a aumentar sus ventas como estrategia principal para revitalizar sus objetivos de ganancias, según Entrepreneur.

La reducción de la deuda, es un paso potencialmente más alcanzable para obtener ganancias netas más saludables, es a menudo una consideración secundaria, pero un enfoque en la deuda recurrente puede proporcionar importantes beneficios a largo plazo en el funcionamiento de una organización eficiente, liberando tanto dinero como recursos para otros esfuerzos más rentables.

A continuación les muestro un proceso paso a paso que utilizo para respaldar la reducción de la deuda de las empresas.

Identifica la deuda “buena” y la “mala”

El primer paso crítico es revisar el balance de una empresa en busca de deudas pendientes, con el entendimiento previo de que no todo debe considerarse malo. 

Aborda la deuda actual de manera agresiva

Muy a menudo, las pequeñas empresas pueden depender demasiado de las tarjetas de crédito para superar un déficit de flujo de caja. Lo ideal es documentar los pasivos mediante el pago mensual y el porcentaje cobrado con un enfoque en priorizar primero los elementos de mayor porcentaje.

Renegocia o reconsidera tu deuda existente

Una recesión económica es a menudo un momento oportuno para renegociar tu deuda existente. Los prestamistas están más abiertos a reestructurar los pagos de préstamos o reajustar una tasa de interés de acuerdo con la guía de tasas federales, y probablemente tendrán acceso a programas alineados para respaldar la realidad financiera actual.

Considera las subvenciones

Los préstamos no son el único medio de financiación adicional. A menudo, si una empresa está ampliando su equipo y brindando beneficios para el desarrollo de la comunidad local, es probable que existan subvenciones disponibles de organizaciones regionales enfocadas en el desarrollo económico. Si bien las subvenciones tienen ciertas estipulaciones para calificar, estas pueden proporcionar una afluencia necesaria de financiamiento o compensar la deuda que se acumularía en otras partes de la organización.

Si quieres leer la nota completa, haz clic AQUÍ.

#YoMeQuedoEnCasa

Fuente: Gestión

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *